Adios a la subida en la factura de la luz gracias al Balance Neto

Miércoles 22 | 02 | 2012

Familias, vecinos y municipios podrían ahorrase desde este año las subidas en el precio final de la electricidad. La afirmación es de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) que propone el “autoconsumo por balance neto”. La única herramienta que falta, asegura, es una legislación adecuada. Adiós a la subida del recibo de la luz.

Y la propuesta no es de futuro, sino de presente. Dice UNEF que con una legislación adecuada y una inversión de 3.500 euros por familia se puede lograr este mismo año olvidarse del incremento del precio de la electricidad. Rocío Hortigüela y Antonio Navarro, copresidentes de UNEF, han asegurado esta mañana que con el impulso del gobierno las dos grandes modalidades de autoconsumo, el individual y el compartido, pueden ser una realidad inmediata en las comunidades de vecinos y en los ayuntamientos.

Las placas solares fotovoltaicas, asegura UNEF, están en condiciones de llevar la generación de electricidad a cada casa, “y esa capacidad de generar y consumir la propia electricidad, en el domicilio o las proximidades, terminará por modificar sustancialmente el sistema eléctrico español”.

La opción propuesta por UNEF se denomina autoconsumo por balance neto y en la práctica significa que los consumidores generan electricidad fotovoltaica, autoconsumen una parte, vuelcan el sobrante generado por ellos a la red, y una parte equivalente a esa energía vertida a lo largo de un año pueden descontársela de su consumo eléctrico convencional en ese mismo periodo.

Jorge Morales de Labra, miembro de la Junta Directiva de UNEF, ha explicado que tecnológicamente son posibles instalaciones familiares (balance neto individual) y vecinales y municipales (balance neto compartido) y que los borradores de la futura regulación, actualmente en trámite, sólo han previsto la primera, aunque su grado de desarrollo no la hará plenamente rentable hasta dentro de dos a cuatro años, “salvo que se regule adecuadamente”.

La propuesta regulatoria de UNEF se resume en “eximir de peajes, liberar los tamaños e incentivar fiscalmente las instalaciones de balance neto individual, para conseguir acortar plazos y que sean viables lo antes posible”. Además, recomienda autorizar ahora las instalaciones compartidas. Para ellas sugiere que estén cerca de donde se va a consumir la electricidad, no se hace distingo entre las plantas sobre cubierta y suelo, y se considera que su potencia no debe superar los 5 MW, el promedio debería situarse en torno a 3 MW. “A precios actuales, el balance neto compartido ya sería rentable sin ningún tipo de ayuda económica e incluso podría aportar un ahorro de hasta el 3% anual para este mismo año. Un autoconsumo fotovoltaico del 60% de la electricidad total consumida por el grupo de usuarios sería el idóneo para optimizar dicho ahorro”, detalla UNEF.

UNEF ha defendido el autoconsumo por balance neto no solo para conseguir que los ciudadanos se ahorren un porcentaje creciente en el recibo de la luz, sino como una fórmula idónea para reactivar la industria, apostar por una fuente de energía autóctona, crear empleo y ser energéticamente más eficientes. Este último aspecto se considera clave, ya que un 10% de la energía eléctrica total se pierde durante el transporte y la distribución de la energía con un coste anual para el sistema de unos 2.000 millones de euros.

Socialmente tampoco es desdeñable pensar que producir la electricidad y consumir lo producido sirva para que los consumidores tomen conciencia del coste eléctrico y asuman el ahorro energético como un hecho cotidiano.

Fuente: Energías Renovables, www.unef.es