La AEE asegura que el decreto eólico se ajusta a lo acordado con Industria en julio y quita la incertidumbre del sector

Viernes 10 | 12 | 2010

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) asegura que el real decreto en el que se recoge el recorte de primas al sector eólico es positivo en la medida en que elimina la incertidumbre que sufría el sector y recoge "los aspectos fundamentales" del acuerdo que la patronal había alcanzado con el Ministerio de Industria acerca de la nueva normativa.

La AEE califica la norma de "paso adelante" y recuerda que hasta ahora había venido reclamando que el Gobierno "desbloquease cuanto antes la situación para poner fin a las dudas surgidas sobre posibles medidas retroactivas y restablecer la estabilidad regulatoria".

Además, considera que el recorte "temporal y excepcional" recogido en el decreto responde en parte al "esfuerzo de solidaridad para contribuir a la sostenibilidad económica del sistema" realizado por la AEE en julio, cuando alcanzó un acuerdo con Industria en este sentido.

En todo caso, recuerda, la nueva norma garantiza que los parques eólicos volverán a percibir los niveles actuales de retribución a partir de 2013 y que las revisiones futuras de las tarifas no afectarán en ningún caso a las instalaciones en funcionamiento. "Esta medida elimina el riesgo de una revisión retroactiva de las primas", asegura.

El nuevo real decreto también limita a 2.589 horas al año el pago de la prima, pero sólo en los años en que la media nacional supere las 2.350 horas. Esta medida, que se incluyó en el acuerdo de julio a pesar de las reticencias del sector, "penaliza" a juicio de AEE los avances en eficiencia tecnológica.

Una vez aprobado el decreto, la asociación considera "urgente" el inicio de nuevas negociaciones con el Gobierno acerca del marco regulatorio para las instalaciones eólicas futuras, lo que supone "un paso necesario para poner fin a la parálisis que sufre el sector y el daño a su tejido industrial".

La asociación entiende además que la energía eólica, "la más madura y consolidada" de las renovables, será "la clave" para cumplir el requisito de que el 20% del consumo europeo de energía proceda de fuentes renovables en 2020.

Fuente: Energía Diario