Las renovables fueron la principal fuente de electricidad en mayo

Martes 15 | 06 | 2010

Ha vuelto a suceder. En España, durante el mes de mayo, no hubo combustible que produjera más kilovatios que las renovables. Porque ni el gas natural, ni el carbón, ni el uranio produjeron tanta electricidad como el astro rey (energía solar), el agua (hidráulica) y el viento (eólica). Lo dice el 46º Observatorio de la Electricidad, boletín que elabora WWF y que recoge, cada mes, las magnitudes clave de la energía eléctrica en España.

Algo menos de la mitad de los kilovatios que consumió España el mes pasado tuvieron un origen renovable. La quema de gas produjo el 21,5% de esa electricidad. Otro 21,1% salió de las centrales nucleares y el 4%, de la combustión de carbón en centrales térmicas. Son los datos que incluye el cuadragésimo sexto Observatorio de la Electricidad de WWF, boletín que señala además que los aerogeneradores produjeron el 16,1% de esos kilovatios; las turbinas hidroeléctricas, el 15,9%; y la solar, la minihidráulica y las centrales que queman biomasa (junto a las plantas de cogeneración), otro 20,5%.

A pesar de la producción renovable, sin embargo, España ha incrementado, por segundo mes consecutivo, sus emisiones de dióxido de carbono (CO2), rompiendo así definitivamente la tendencia bajista que había venido manifestando el sector eléctrico español desde diciembre de 2009. Desde entonces y hasta el 31 de marzo, el sector no había hecho otra cosa que reducir sus emisiones, hasta el punto de que, a estas alturas, y pese a los crecimientos registrados en abril y mayo, "gracias al primer trimestre de 2010, las emisiones acumuladas del sistema eléctrico hasta mayo son un 43% inferiores a las del año pasado", según los datos recabados por la organización ecologista WWF.

Así las cosas, el cuadragésimo sexto Observatorio de la Electricidad que publica WWF señala que "las emisiones totales de CO2 fueron un 12,1% superiores a las de abril, y un 40,2% inferiores a las de mayo de 2009". Además, el boletín mensual señala que, "por cuarto mes consecutivo, la demanda eléctrica peninsular aumentó en mayo con respecto al mes anterior. En concreto, se situó un 2% por encima de la de abril, y fue también un 4,6% superior a la de mayo del año pasado". Por otra parte, en mayo España exportó a países vecinos el 2,5% de la electricidad que produjo en la península.

CO2 con denominación de origen

El Observatorio de la Electricidad de WWF, que cumple cuarenta y seis ediciones con esta, se ha constituido ya en un repaso-referencia de los principales indicadores eléctricos españoles, y pretende conformarse asimismo, además, en una herramienta de concienciación pública. Así, invita a todos los ciudadanos a calcular sus emisiones mensuales particulares de gases de efecto invernadero.

En esta ocasión, la media mensual de emisiones ha sido de 0,124 kilogramos de CO2 por kilovatio hora producido, lo que supone un empeoramiento de este indicador con respecto a los niveles alcanzados en meses anteriores (99 gramos por kilovatio hora producido en marzo y 111 en abril). Para calcular tus emisiones, propone la asociación conservacionista, “multiplica tu consumo eléctrico [los kWh que hayas pagado en la factura de ese mes] por esa cantidad [0,124]”. La cuantía resultante debe ser expresada en kilogramos de dióxido de carbono (CO2), o sea, los kilos de CO2 que ha generado tu consumo.

Los resultados, apunta la asociación conservacionista, “son válidos para cualquier consumidor del sistema peninsular, independientemente de la compañía con quien tenga contratado su suministro eléctrico, ya que todas las compañías suministradoras compran en el mercado eléctrico mayorista (pool) la casi totalidad de la electricidad que luego suministran a sus clientes, por lo que la mezcla de fuentes de origen es la misma para todos".

Fuentes: Energías Renovables, WWF