Miguel Sebastián confía en que el nuevo marco energético esté definido para antes de julio

Miércoles 12 | 05 | 2010

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, confió en que para antes del 1 de julio, fecha de la próxima revisión de la tarifa eléctrica, el Gobierno pueda tener acordado y definido un nuevo marco energético.

En él las renovables jugarán un papel "clave" pero, eso sí, se modificarán las primas que reciben, para que el desarrollo de estas energías limpias no perjudique la competitividad de la economía.

De este modo respondió en el Pleno del Senado a una pregunta del grupo parlamentario de senadores nacionalistas sobre los criterios del Gobierno para favorecer un marco legal que dé estabilidad al sector de la industria eólica.

La senadora Miren Lore Leanizbarrutia sostuvo que las primas a la energía eólica "apenas" inciden en el déficit de tarifa y advirtió del riesgo de destrucción de tejido industrial y laboral, así como de deslocalización, que entraña la ausencia de un marco legal que dé estabilidad a este sector, "muy goloso" para otros países.

Por su parte, el ministro explicó que el Gobierno trabaja para que, "antes del 1 de julio podamos adoptar un marco energético en el que las renovables jueguen un papel clave en el futuro energético" de España.

El Gobierno ya ha formulado una propuesta de mix energético y "estamos esperando la respuesta de los grupos, también del suyo", dijo Sebastián a la senadora.

El titular de Industria dejó claro que el Ejecutivo va a revisar el sistema de incentivos a las renovables, para que su desarrollo no perjudique la competitividad de la economía y de la industria que, añadió, también sufre un riesgo de deslocalización.

Se trata, según el ministro, de que las energías renovables sean "consistentes" con los objetivos económicos a largo plazo.

"Tiene que haber una rentabilidad razonable", ya que "las primas a las renovables se pagan con la factura de la luz; lo pagamos todos los españoles y también la industria, que tiene que ser competitiva"

Por otro lado, Sebastián recordó que, desde 2004, la potencia eólica instalada en España se ha más que duplicado y que el objetivo para 2020 pasa por disponer de 40.000 megavatios (MW): 35.000 MW terrestres y 5.000 MW de eólica marina.

En este sentido, preguntó a la senadora nacionalista a costa de qué energía ampliaría el peso de la eólica, es decir, qué tecnología reduciría para reforzar así a la eólica.

Fuente: Diario Energia